Las personas de movilidad reducida ya cuentan con un Pabellón de Deportes en El Ejido adaptado a la normativa en materia de accesibilidad

El gobierno local tiene muy claro que la adaptación de los edificios, calles, plazas y parques públicos a la normativa vigente en materia de accesibilidad es una cuestión prioritaria. Es por ello que, como bien explica el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, “incorporamos la accesibilidad a toda nuestra gestión y de ahí, la apuesta por una ciudad mucho más accesible en la medida que posibilite equipamientos y espacios más cómodos, más seguros y fáciles de usar y que, por lo tanto, promuevan la autonomía de las personas con movilidad reducida”.

Un ejemplo de este compromiso municipal es la conclusión del proyecto de adaptación del Pabellón de Deportes de El Ejido, una actuación que se encuentra incluida dentro del Plan Especial para la Accesibilidad. El regidor ejidense, acompañado por los ediles de Obras Públicas y Deportes, ha comprobado estos días la excelente funcionalidad y condiciones de uso que han adquirido estas instalaciones una vez ejecutadas las obras.

Los trabajos han incluido la instalación de un ascensor en la zona de entrada y redistribución de la zona de información, construcción de aseos para personas con movilidad reducida, adecuación de barandillas y pasamanos en gradas y escaleras, construcción de rampa de acceso al Pabellón, además se ha dotado de accesos, itinerarios y la señalización pertinente.

El alcalde ha indicado que “el objetivo que nos marcamos es el de ajustar los proyectos de ampliación, remodelación y reforma de este edificio a las prescripciones y especificaciones que establece la normativa en esta materia”. El resultado ha sido una infraestructura que garantiza el acceso de cualquier ciudadano que presente problemas de movilidad, lo que garantiza la igualdad de oportunidades.

Otras de las mejoras realizadas hace escasos meses ha sido la mejora de la accesibilidad al Centro Asociativo Municipal, unas instalaciones que precisaban de una actuación urgente puesto que allí mantienen su sede muchas asociaciones del municipio, algunas de ellas integradas por personas con diversidad funcional.

Las obras han consistido también en la instalación de un ascensor accesible junto a la entrada principal, colocación de señalización visual y táctil de color contrastado, modificación de los sistemas de apertura de puertas, colocación de pasamanos, aseos adaptados y remodelación de la zona de mostrador.

El gobierno local viene dando desde hace más de ocho años importantes pasos a la hora de convertir el municipio en un lugar en el que moverse, ya sea a pie o en vehículo, sea más fácil. Es por ello que, a lo largo de este tiempo, ha logrado eliminar barreras arquitectónicas de numerosas calles, aceras, plazas y parques. Además, se ha trabajado para que las marquesinas de los autobuses cuenten con información en lenguaje braille. Pero también, tal y como se reconoce desde la Administración Local, también queda mucho por hacer. Es por ello que a corto y medio plazo se prevé actuar en buena parte de los edificios públicos, tales como el Ayuntamiento, así como en el resto de espacios públicos.